martes, 3 de febrero de 2015

UN CALMÉCAC EN EL CENTRO HISTÓRICO

LA ESCUELA DE LOS HIJOS NOBLES DE GOBERNANTES MEXICAS
A espaldas de Catedral Metropolitana se encuentran los vestigios de algo que fue un “colegio” mexica de gran trascendencia por ser parte de lo que era la gran Tenochtitlan, su descubrimiento se llevó acabo en el año del 2006, al excavar para construir los nuevos cimientos de la ampliación del Centro Cultural de España en México en el predio de la calle de Dónceles número 97, arqueólogos del Programa de Arqueología Urbana del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) hallaron una serie de estructuras prehispánicas que corresponderían al Calmécac de México-Tenochtitlan.
En este nuevo espacio museístico, que abarca una superficie de 714 metros cuadrados, también puede apreciar restos de una gran plaza abierta de lo que fue el colegio mexica, que también sirve de límite y asiento de una banqueta y el arranque de una escalinata contemporánea a la etapa constructiva VII del Templo Mayor (1502 a 1519 d.C.), época en que gobernó Moctezuma II. Además, se observan los restos de una subestructura del Calmécac, correspondientes a la etapa VI (1486-1502 d.C.), periodo del mandato de Ahuizotl como tlatoani de Tenochtitlan, representados por un piso de estuco con pilastras y una banqueta interior de dos metros de ancho adosada a un muro de piedra.
También se exhiben 88 piezas de las épocas prehispánica, colonial y contemporánea, que se descubrieron durante las excavaciones arqueológicas en ese lugar. Las piezas, descubiertas durante exploraciones arqueológicas, se presentan en 20 vitrinas colocadas alrededor de los vestigios del Calmécac. El recinto se ha concebido como una cápsula de tiempo, a través de la exhibición de 45 piezas prehispánicas, 20 de la época colonial y 23 del periodo contemporáneo.
Entre los objetos prehispánicos hay cerámica doméstica y ceremonial, cajetes policromos, trípodes mexica II (1325-1400 d.C.) y mexica III y IV (1400-1521 d.C.), platos, un cuenco, objetos de madera (un pilote, una coa y una vasija miniatura que representa a Tláloc), cinco cuchillos de pedernal dos de color café y tres blancos, dos puntas de proyectil de obsidiana, una mandíbula humana esgrafiada con la representación de una Xiuhcóatl (serpiente de fuego) y un rostro de Mixcóatl (serpiente de nube), un objeto de concha, un rostro pétreo de Ehécatl, dios del viento y cinco lápidas de piedra trabajadas en bajorrelieve que se relacionan con el desmembramiento humano.
También se exhiben dos de las siete almenas encontradas a 5.36 metros de profundidad, elaboradas en barro y en forma de un caracol cortado. Las dimensiones de cada pieza son de 2.38 metros de largo por 1 de ancho; se hallaron completas y en buen estado de conservación, no obstante estar fragmentadas. Las otras cinco almenas se exhiben en el Museo del Templo Mayor. En cuanto a la etapa moderna, se exhiben frascos, herraduras, tinteros, un revólver, fragmentos de loza, como platos y tazas, mosaicos y losetas del siglo XX, además de algunos materiales de metal y vidrio. El Calmécac (escuela donde estudiaban los hijos de gobernantes mexicas), fue dado a conocer al público como un nuevo Museo de Sitio del Centro Cultural de España y recibe una nutrida cantidad de personas interesadas de lo que fue parte de la grandeza de México-Tenochtitlan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario