viernes, 8 de abril de 2016

MUSEO NUMISMÁTICO NACIONAL

UN LUGAR CON MUCHO DINERO E HISTORIA
En el Centro Histórico existe un lugar (como muchos otros de la zona), que al asomarnos podemos apreciar mucho de lo que fue nuestro pasado y este es especial, porque ahí se elaboraban, algunas de esas monedas que pudieron pasar por sus manos, dinero que fue usado décadas atrás. Los muros y bóvedas de esta impresionante construcción originalmente fueron las instalaciones del apartado y posteriormente ahí se establecieron los hornos de fundición.
Conocida como la Casa del Apartado, se nombre así, porque en el “Apartado” se separaba el porcentaje de la plata que debía enviarse a la Corona española, de ahí la quinta parte del metal extraído, además del total del oro que siempre se filtraba en los lingotes. En este edificio se acuño toda la moneda mexicana desde el siglo XIX hasta mediados de la década de los setentas del siglo XX
Esta edificación ha sido restaurada y se apegó en lo más posible a su estructura original. El interior de este edificio del siglo XVII contrasta por mucho con su rústica fachada, hay dos salones con enormes bóvedas y aún se conserva intacta la maquinaria decimonónica con la que se elaboró la moneda hasta el año de 1992.
Para evitar que los insurgentes se apropiaran del metal, la casa fue clausurada durante las revueltas de la Independencia y sustituida por los apartados establecidos en otras regencias. Tras negociar con los mineros de Real de Monte, Taxco y Guanajuato, el político y experto en mineralogía, Lucas Alamán, fundó su propio apartado cerca de Campo Florido, pero al quedar Santa Anna como presidente, lo expropia, y en 1842 lo reabre en el actual edificio.
Al lado de las máquinas decimonónicas con que se ensamblaba, laminaba, prensaba o cortaban las cizallas, los crisoles de granito para fundir plata parecen el instrumental de un alquimista. En medio de los claroscuros de las bóvedas tiznadas, que en momentos nos hacen sentir dentro del laboratorio de un hechicero, la Casa de Moneda brinda la ocasión de conocer el proceso de elaboración de esos objetos que incomprensiblemente se adueñaron de nuestras vidas.
Consta con 10 salas con una muestra del acervo, entre monedas, medallas y demás objetos utilizados para la acuñación. Aquí se resguarda los originales del escudo nacional. Los modelos vigentes para monedas, documentos, y medallas oficiales podemos ver en este interesante recinto. Si a usted le gusta la historia, si gusta de saber más de nuestro México pasado, visítelo, conozca más sobre nuestras monedas, de este maravillosos inmueble que aún existe y se encuentra en el corazón del Centro Histórico.
Roberto Samael C E 

1 comentario:

  1. Solo una precisión: El sitio debe su nombre de "Apartado" a que en este sitio se concentraba la producción platera de la Nueva España para apartar de cada lingote las diversas cantidades de oro que contenían, dado que casi toda la plata novohispana era de calidad aurífera; el "Quintado" de los metales, que, efectivamente consistía en separar el 20% de cada pieza de metal para la Corona, era realizado bajo la estrecha supervisión del Ensayador Mayor, de modo que apartar y quintar eran dos actividades muy diferentes. Sin embargo, la presencia en el archivo histórico de este sitio, permite suponer que el ensayador Mayor realizaba aquí sus operaciones. Saludos.

    ResponderEliminar