lunes, 31 de octubre de 2016

LA VIRGEN DE LA PURÍSIMA Y LA GÜERA RODRÍGUEZ

LA IGLESIA DE LA PROFESA
Uno de los sucesos más recordados de nuestro México pasado, es el relacionado a la llamada Güera Rodríguez y cierta virgen que se encuentra en la iglesia de la Profesa, que es el nombre popular con que se conoce este templo del siglo XVIII ubicado en la esquina de Madero e Isabel la Católica en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Su nombre oficial es Oratorio de San Felipe Neri, y pertenece a la Congregación del Oratorio, aunque en sus inicios fue una iglesia jesuita llamada Templo de San José el Real. La primera iglesia fue inaugurada en 1610. El templo actual, que sustituyó al primero, consta de tres naves y fue edificado en estilo barroco según diseño de Pedro de Arrieta, entre 1714 y 1720, y financiado por el marqués de Villapuente de la Peña y su esposa la marquesa de las Torres de Rada.


TOLSÁ DISEÑÓ EL RETABLO MAYOR
En 1767, con la expulsión de la Compañía de Jesús de los dominios españoles, la Profesa fue entregada a la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, quienes hasta entonces tenían su templo en lo que hoy es la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada. A inicios del siglo el 22 de mayo de 1805, se introdujo el estilo neoclásico en el interior y fue Manuel Tolsá quien diseñó el retablo mayor, dedicado a San Felipe Neri. Además, esta iglesia es poseedora de una magnífica Pinacoteca que contiene una de las colecciones de pintura de caballete más importante de México, tanto por la relevancia de sus autores, como por el número extraordinario de obras de los siglos XVII, XVIII Y XIX. La Pinacoteca de la Profesa fue inaugurada por vez primera el 26 de mayo de 1978, al concluirse un largo periodo de costosas obras de reconstrucción de los salones en que se encuentra instalada, que habían servido hasta entonces de bodegas, sala de juntas y habitaciones de los padres oratorianos. Posteriormente quedó clausurada por algunos años durante los cuales fueron restauradas algunas pinturas.


LA AMANTE DE LOS PODEROSOS
Se cuenta que María Ignacia “la Güera” Rodríguez, fue una aristócrata cortesana que tuvo amoríos con Simón Bolívar, el Barón Alexander von Humboldt y Agustín de Iturbide. Influyó en la independencia de México e inspiró la escultura de la Virgen de la Purísima. La Güera Ignacia Rodríguez era bellísima y se relacionaba con los hombres más poderosos de ese tiempo. Es un personaje poco recordado en la historia mexicana y se sabe que apoyó a Miguel Hidalgo y promovió a Agustín de Iturbide para que consumara la independencia del país. Fue el único vínculo entre Hidalgo e Iturbide, mujer relevante en el comienzo y la conclusión del proceso independentista. Después del estallido de la revuelta de Hidalgo en 1810, la Inquisición investigó a la Güera por sus prácticas de adulterio, no obstante, debido a que conocía muchos secretos sexuales de los personajes más poderosos, sólo es amonestada y exiliada a otra ciudad.


MANUEL TOLSÁ
El escultor español Manuel Vicente Agustín Tolsá y Sarrión, mejor conocido como Manuel Tolsá, nació en Enguera España el 4 de mayo de 1757 y murió el 24 de diciembre de 1816 en Ciudad de México. Fue un reconocido arquitecto, ingeniero y escultor español, que vivió y desarrolló su actividad en la Nueva España desde 1791 hasta su muerte, en donde fungió como Director de Escultura de la Academia de San Carlos, también creador de la popular estatua ecuestre de Carlos IV, conocida como “el Caballito”. Se cuenta que Tolsá, se inspiró en la belleza de la Güera Rodríguez para esculpir una estatua de la Virgen de la Purísima que según la leyenda, es el rostro de esta hermosa mujer y que aún se encuentra y se puede ver en la iglesia La Profesa en pleno Centro Histórico.

HAY OTRA VERSIÓN
Como se mencionó, el relato más conocido cuenta que, para realizar el rostro de una pintura de la virgen de Dolores, Tolsá se inspiró en María Ignacia Rodríguez de Velasco, la Güera Rodríguez, célebre por su belleza, su temperamento indómito y sus tres bellas hijas. Las cuatro mujeres eran conocidas como “La Venus y las tres gracias”. Pero, el padre Luis Martín Cano, rector del templo de San Felipe Neri de México y director de la pinacoteca de la Profesa, también profesor universitario, aclara que no hay noticia de algún “cuadro” de esa virgen, en la época de los oratorianos. Por otro lado, cita al cronista Artemio de Valle-Arizpe: “Tan peregrina era la hermosura de doña María de la Paz (una de las hijas de la Güera) que ahincadamente solicitó su licencia un afamado pintor para que le sirviera de modelo para una virgen de los Dolores, encargo que le habían hecho para su iglesia los padres de la Casa Profesa. El artista con la delicadeza de su pincel, dejó el retrato perfectamente sacado. Tan al vivo salió la imagen que no le faltaba sino hablar. Este cuadro se conserva aún con mucho culto y veneración en un altar de este templo”.


LA RELIQUIA DE LA SANTA CRUZ

Cabe mencionar que, su padre fue don Antonio Rodríguez de Velasco, Osorio, Barba y Jiménez, la madre, doña María Ignacia Osorio y Bello de Pereyra, Fernández de Córdoba, Salas, Solano y Garfias. Y de este matrimonio nacieron Ignacia y su hermana María Josefa, y el verdadero nombre completo de la Güera Rodríguez era: María Ignacia Javiera Rafaela Agustina Feliciana Rodríguez de Velasco y Osorio Barba Jiménez Bello de Pereyra Hernández de Córdoba Solano Salas y Garfias… También en la Profesa, se encuentra una gran reliquia para el que es católico, ya que ahí se exhibe una estilla de lo que fue la Cruz de Jesucristo. Un hecho relevante e increíble, que junto a la obra de Tolsá, la pinacoteca resguardada ahí, nos dan los elementos para visitar y conocer más sobre las maravillas de este templo. Visítelo, conózcalo, sienta y disfrute toda esa historia que ahí se protege y que aun ahora se puede contemplar.
Roberto Samael C. E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario