sábado, 4 de abril de 2015

FUE LA CASA DE HERNÁN CORTES

TIN TAN Y UNA INTERESANTE HISTORIA
En la zona de San Hipólito o iglesia de San Judas Tadeo, a unos paso de ahí, no podemos dejar de mencionar un hecho muy representativo para la cinematografía mexicana, ya que cruzando la avenida de Reforma, se llega de inmediato a una construcción muy especial, una casona de tiempos coloniales que aun con remodelaciones constantes permaneces en su sitio de inicio, pero como en otros lugares, estas edificaciones, también cuenta con una gran historia y toques muy especiales, como el relevante hecho, de que ahí nació el gran Genaro Germán Cipriano Gomes Valdez Castillo, pero para saber más sobre este personaje y de esta construcción, el actual Hotel de Cortes, conozcamos algo de lo mucho de su historia.

LA HISTORIA DE UNA HOSTERÍA PECULIAR
En lo que es hoy Paseo de la Reforma y Av. Hidalgo No. 85, se encuentra lo que en su momento fue la Hostería de Santo Tomás de Villanueva, hoy Hotel Boutique Cortés. Sobre la casona, se cree que el edificio nació a principios del siglo XVII, y pocos años después la orden de San Agustín lo convirtió en uno de las primeras hosterías de América, donde los frailes de la orden se alojaban previo embarque hacia la cristianización de las Filipinas. En 1780, se adecuó el edificio y se bautizó como la Hostería de Santo Tomás de Villanueva. A partir de esta fecha, el edificio había vivido momentos claves que marcarían la historia de nuestra ciudad.

AQUÍ NACIÓ GERMÁN VALDEZ TIN TAN
Pero hay mas, ya que en tiempos modernos, fue lugar del nacimiento de un gran personaje y al cual (para muchos) es considero el mejor cómico que ha tenido nuestro país. Ya que ahí ubicada en una vieja vecindad de la calzada de Tlacopan (actualmente Avenida Hidalgo), en el mismo afamado Hotel de Cortés, vio la luz Genaro Germán Cipriano Gómez Valdés Castillo, Tin Tan, que nació aquí, en pleno centro de la ciudad de México y aunque algunas personas aseguran que vio por vez primera en el puerto de Progreso, Yucatán, la realidad es que Tin Tan nació el 19 de septiembre de 1915 en este sitios de la avenidas Hidalgo y Paseo de la Reforma. Allí vivió un tiempo con sus abuelos. Después residió en Ciudad Juárez, donde se impregnó de la cultura fronteriza y los modos pachucos, que después llevaría con gran éxito al cine.

TIN TAN FALLECE EL 29 DE JUNIO DE 1973
Sus padres, Rafael Gómez Valdés Angelín, agente de aduana, y Guadalupe Castillo, ama de casa, tuvieron a Germán Valdés “Tin Tan”, el segundo hijo de una familia numerosa constituida por nueve hermanos. Aquí en la capital realizó sus estudios primarios. Se cuenta sobre él, que de pequeño siempre fue muy travieso, inquieto y con un gran humor. Posteriormente, en 1927 su familia viaja para instalarse en Ciudad Juárez, Chihuahua, en la frontera con Estados Unidos, allí estudió la secundaria. Se hace amigo de los pachucos, es decir, los jóvenes que dada la cercanía de Estados Unidos, habían adoptado una forma de hablar combinando el español con palabras de inglés y utilizando una vestimenta muy característica, ropa estrafalaria, solapas muy anchas, sacos grandes, zapatos bicolor, pantalones con valenciana de tubo, relojes de cadena colgante casi hasta el piso y sombreros de ala ancha con una pluma de pavo real.
Estos personajes impresionaron a Tin Tan, tanto así que los adoptó dentro de su espectáculo años después. Al final de sus días, padeció una hepatitis que le ocasionó aumento de peso y se degeneró en un cáncer estomacal que lo llevó a la muerte junto con un coma hepático el 29 de junio de 1973 en México. Al morir no dejó fortuna, solo un testamento en el cual cobijaba a su esposa Rosalía y sus hijos Rosalía y Carlos que en ese entonces eran menores de edad. Su carrera dejó más de 100 películas, 11 discos, dos cortometrajes, dos doblajes para Walt Disney y ningún premio que le hiciera el reconocimiento a tantos años de dedicación al arte, solo recibió la Medalla Virginia Fábregas por 25 años de actividad profesional otorgada por la Asociación de Actores de México… No cabe duda que lugares como esta casona, que ahora es un hotel importante, es significativo para la ciudad capitalina, y tenemos muchos y por toda esa historia que aun guardan y acumulan día tras día, los invitamos a conocerlos.

Roberto Samael C E

No hay comentarios:

Publicar un comentario